Un juez de Luisiana ordenó la realización de un examen psiquiátrico a Tom Benson, propietario del equipo de Americano Santos de Nueva Orleáns

En Luisiana el juicio de interdicción que sigue la Corte de Distrito Civil, se ordeno a Tom Benson un examen psiquiátrico con el objeto de evaluar su capacidad en la toma de decisiones.

Este proceso inició a petición de sus hija y nietas luego de que en diciembre el propietario del equipo de fútbol Americano Santos de Nueva Orleáns cortara relación alguna con sus familiares y nombrara a su actual esposa, Gayle como administradora de todo su imperio a su muerte.

Según sus familiares la decisiónd e cortar vinculos con ellos, no es sensata ya que siempre fueron cercanos, y es por ello que suponen que su padre/abuelo tiene algún problema con sus facultades mentales, con ello, sufre de ser manipulado por terceros en su toma de decisiones.

Ante ello el abogado de Tom, argumenta que su representado ” realizó una razonada decisión al excluir a su hija y nietos de su vida” añadió que el no dejarles la administración del imperio fué una decisión la cual evaluó durante bastante tiempo, ya que su “familia” nunca realizó la tarea. Se presentó por parte del abogado una deposición en la cual Benson declarará públicamente las crueldades, inhabilidades e indiscreciones de las cuales fué víctima.

La orden del juez para el exámen psiquiatrico se puede ver como un triunfo para sus descendientes, el juez ordenó que el exámen sea realizado por 3 médicos independientes, lo cuales tendrán que ser nombrados y aprobados para el 25 de febrero. Los médicos deberán de concertar en el protocolo y entregar resultados el 13 de marzo.

Sin embargo este examen no implica en su totalidad victoria para los familiares de benson puesto que el abogado de este último aclaró que a pesar de los resultados, estos no afectaran la decisión de su cliente de entregar el control de su imperio a Gayle ya que a declaratoria del estado de interdicción sólo afecta las decisiones tomadas después de realizada tal declaración de acuerdo con la ley vigente en el estado de Luisiana.