Fernando Alonso, a través de sus asesores, interpondrá varias demandas por lo que entienden como un uso incorrecto de su imagen en la polémica ‘Lista Falciani”

Fernando Alonso, a través de sus asesores, interpondrá varias demandas por lo que entienden como un uso incorrecto de su imagen en la polémica ‘Lista Falciani’de clientes del HSBC de Ginebra, muchos de ellos relacionados con la evasión de impuestos en sus países natales entre 2006 y 2007.

El piloto español tenía cuenta en el banco entre 2002 y 2010, según la revelación efectuada por medios como The Guardian, Le Monde o El Confidencial, y que ha causado un tremendo revuelo. “Fernando vivía allí y pagaba allí. Nunca tuvo nada en España desde que se fue a vivir a Inglaterra con una mano delante y otra detrás. El fisco nunca nos ha pedido nada porque su situación siempre ha estado en regla, como ahora”, asegura a MARCA el entorno del asturiano.

El mayor malestar proviene del daño a la imagen del bicampeón del mundo de Fórmula 1 al haber mezclado en esta lista de clientes a quienes, en efecto, luego regularizaron su situación con Hacienda, entre ellos Valentino Rossi (unos 30 millones de euros), y los que no tuvieron que hacerlo porque, simplemente eran clientes de la entidad bancaria y a los que Hacienda nunca pidió información.

“Se mete en sospecha a un comportamiento intachable, que es el que ha tenido Fernando todos estos años”, aseguran. La demanda se interpondría por lucro cesante, una forma de pérdida patrimonial si un evento dañoso no se hubiera producido.

En la citada información se subraya que Alonso contaba con un patrimonio de 42 millones de dólares en cuatro cuentas. En 2011 Fernando fijó su residencia en España y luego la trasladó a Dubai, donde reside actualmente.

En la lista figuran deportistas o dirigentes del motor como Michael Schumacher, Heikki Kovalainen y Flavio Briatore.

En la lista figuran 4.000 personas relacionadas con España con un montante de 1.800 millones de euros opacos.

fernando-alonso1