El sistema tan admirado de Benzema para adelgazar está prohibido y fue usado en Rocky IV.

Tras la espectacular actuación de Karin Benzema ante Real Sociedad donde el francés fue la figura destacada, todo el madridismo no deja de vibrar con ese súper chaleco de electroestimulación que el astro mostró y fue portada el pasado lunes en el diario As.

Sin embargo, médicos expertos en medicina deportiva alertan de este ‘milagroso’ artilugio que ha dejado al francés como un ‘pincel’ y que supuestamente aumenta su rendimiento sobre el terreno de juego. El propio jugador subió una foto en Facebook realizando este tipo de entrenamiento que no parece tan beneficioso como algunos pintan. “Yo no me pondría ese chaleco ni a punta de pistola. Me da hasta miedo”, ha declarado el doctor Antonio Escribano en la ‘consulta médica’ del programa El Larguero, de la Cadena SER, donde semanalmente analiza junto a su colega José González los temas médicos deportivos de actualidad.

“El chaleco de electroestimulación provoca una contracción extraña a la que el músculo responde, pero no lo hace de una forma fisiológica y normal. No es un estímulo que llega del cerebro y eso genera problemas. Hay roturas de la membrana muscular y al final aparecen agujetas por la rotura de fibras”, explica Escribano. “Es una trampa al músculo” Los especialistas recuerda que el chaleco de electroestimulación no es ninguna novedad. “Ya se utilizó en la antigua Unión Soviética. Hay una película de Rocky, en la que este pelea contra un boxeador ruso enormemente musculado que aparece en unas imágenes tratándose con unas corrientes eléctricas. En Rusia se dejaron de utilizar estos chalecos no sé por qué razón”, apunta.

1262637-27244346-1600-900