Oribe Peralta niega que ser favoritos frente a Pumas en Ciudad Universitaria les afecte.

Para Oribe Peralta, el Clásico contra Pumas es en el que se percibe mayor rivalidad hacia el América, el ambiente hostil en C.U., lejos de perjudicar, beneficia a las Águilas.“Al revés, te motiva que todo esté en contra, que tengas esa seguridad para protegerte y llegar al partido porque la gente sabe la calidad que tiene el América. Sí es más el recelo de la gente, de la afición de Pumas hacia el América, lo he sentido así, lo he sentido en la calle también”.

Oribe Peralta la etiqueta de favoritos pero no le dan importancia: “Nosotros estamos enfocados y sabemos que Pumas no pasa por un buen momento, pero en este partido no nos podemos confiar de eso, tenemos que salir a ganar tanto en lo futbolístico, en actitud como en garra”. Peralta cierra el capítulo del escupitajo del “Pikolín”, aunque no entiende por qué la Comisión Disciplinaria interrogó sólo al agresor y no al afectado.

“Nadie habló conmigo, el escupitajo fue para mí y pasó riéndose después, yo no reaccioné porque yo pensaba más en el partido. La Comisión tiene que poner mano dura y jalar parejo o sacar las conclusiones parejas para todos los equipos, no beneficiar a ninguno, ellos pueden hacer y deshacer porque según son los que saben”.

cq5dam.thumbnail.624.468