Tenemos la noticia de como terminó la demanda entablada hacía la película frozen por presunto plagio.

Hace algunos meses se desató un escándalo gracias a la escritora peruana Amy Gonzáles mejor conocida para sus lectores como Isabella Tanikumi, ella demandó nada mas y nada menos que a Disney debido a que, según ella la taquillera cinta para niños Frozen era una historia basada en su autobiografía llamada Anhelos del corazón en la cual relata el como creció en las montañas de los andes peruanos.

Pues bien, esta demanda ha sido desechada. Luego de exponer los argumentos de Disney en la sentencia, el juez señala que Tanikumi unicamente alega que Disney plagió lementos temáticos de su memoria.

Ante ello de las 18 similitudes que la autora afirma que se hicieron uso en la cinta, son bastante “tenues”. Las únicas similitudes cercanas, son los temas genéricos de amor fraternal y el ocultamiento de una característica personal de cual el protagonista se avergüenza, eso, y algunas similitudes temáticas y vagas que implican la conexión de la luna con el romance, el pasaje montañoso y la traición de un amante. (Tema de casi cualquier novela, gracias)

El juez señaló que la ley de derechos de autor protege la expresión de una idea, pero no de la idea en sí misma. Las ideas generales y las tramas se encuentran en el dominio público y no se encuentran protegidas por el derecho de autor.

Ante esto el juez consideró que los temas que parecen en ambas tramas son tratados de manera muy distinta y que los personajes principales no tienen característica similar alguna. Bajo esta consideración no existe razón alguna para que se pueda alegar que Disney se apropió de la historia, ya que la ley de derechos de autor no protege los elementos genéricos o temáticos de la obra de Tanikumi y gracias a ello la demanda fué desechada.

Finalmente con esto se demostró la verdadera intención de la autora con el escándalo …. triste publicidad