La noticia es con respecto a una de las advertencias que se incluyen en las Políticas de Privacidad de las Smart T.V´s

El éxito entre los consumidores de T.V las smartT.V, que son equipos en los cuales se puede conectar a Internet y controlarse por la medio de la voz, parece ser que pueden actuar en nuestra contra, puesto que se reveló que en las Políticas de Privacidad de Samsung se incluye la siguiente advertencia  “Por favor, tenga en cuenta que si sus palabras habladas incluyen información confidencial personal o de otra índole, esa información será uno de los datos capturados y transmitidos a un tercero”.

El tema se extendió como pan caliente, sin embargo la noticia no es tan nueva como se piensa ya que hace cuatro meses en Salon.com  Michael Price, asesor en el Programa Nacional de Seguridad de la libertad y en el Centro Brennan para la Justicia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, señaló que el reconocimiento de voz es sólo una característica que podría ser utilizado para espiar a los usuarios.

En la investigación se demuestra que la TV registra, el como, cuando, donde y por cuanto tiempo se utiliza y además cuenta con una cámara integrada para reconocimiento facial en que hace el usod e cookies para detectar “cuando se ha visto un contenido o un mensaje de correo electrónico en particular”, a pesar de que existe la opción de no registro de actividad, esta opción es ignorada.

Ante la polémica Samsung declaró a su favor que “se toma la privacidad del consumidor muy en serio y que en todos sus televisores se emplean prácticas de seguridad estándar de la industria, en el que se incluye el cifrado de datos, que tiene como objeto asegurar la información personal de los consumidores y evitar la recolección o uso no autorizado.

Sin embargo los hechos indican lo contrario ya que en el 2013 se dió el caso en Reino Unido en el cual un consultor de tecnologías de la información revelo que un SmartTv de LG enviaba información ignorandpo la solicitud del usuario, e incluso si este se conectaba a una memoria interna, se reportaban los archivos que la memoria tenía. Ante tal escándalo se inició una investigación pro la Information Comissioner´s Office por violación a la privacidad de las personas.

La persona que no esta cómoda con que sus datos sean recabados puede negarse a aceptar los términos y condiciones de uso de su SmarTV, pero con ello también perdería varias de las funcionalidades de estos televisores.

Damas y caballeros solo resta decirles tras esta noticias que la era del Gran Hermano ha comenzado.