La demanda fué presentada por Alejandra Sota ex vocera de la presidencia en el mandato de Felipe Calderón

La ex vocera presentó la demanda ante una corte de Nueva York en contra de la famosa revista Forbes por haber dañado su imagen al considerarla en un artículo como una de las personas más corruptas del 2013 en México. Sota asegura que se hizo un grave daño a su imagen y reputación

“Se hizo un daño muy importante a mi imagen, a mi reputación, antes de esas publicaciones yo no tenía una reputación en ese sentido”, dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

En su demanda Sota asienta su postura de que la corrupción se trata de hechos no de opiniones y se sostiene de la investigación realizada por la Secretaría de la Función Pública en  la cual no se comprobó acto alguno de corrupción y sin importar este hecho la revista no retiró su nombre de la lista, ello los lleva a publicar un hecho falso.

“Los hechos que están ahí en la demanda, constituyen básicamente sobre el tema, que como dije en ese momento, la corrupción no es un tema de opiniones, sino de hechos, y ahí no se mencionaron los hechos”

El despacho Bois, Schiller & Flexner son los encargados de llevar el caso, este despacho es bien conocido por sostener juicios contra medios de comunicación.

Los representantes de Sota aseguran que el artículo presenta a su cliente como una de las personas más corruptas de México sin fundamento alguno, en la demanda argumental que todo fue una venganza con el objeto de castigar al gobierno de Calderón por no renovar a MVS en donde Dolia Esteves, autora del artículo, solía laborar.

“Es un tema que quiero defender, y lo quiero defender no con adjetivos ni acusaciones al aire, sino con los hechos que proceden en esta demanda, en el marco de la ley”, dijo la ex vocera.

Cabe destacar el hecho que en Noviembre del 2013 el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos publicó información con respecto a la ex vocera en la cual presuntamente esta encabezó un grupo de amigos quienes se unieron en beneficio de una sociuedad llamada Defoe Experts on Social Reporting y de la empresa Milenio Consultores. Ambas firmas propiedad de José Aranfo Pérez y Yamil Nares Feria quienes fueron compañeros de estudios de Sota en el ITAM, e incluso Nares Feria ostentó el cargo de subdirector de Opinión Pública en la Presidencia de la República, dichas empresas se les entregó durante tres años ña cantidad de 45 millones de pesos.