El FC Barcelona opina ante este caso que las actuaciones llevadas acabo en contra del jugador fueron realizadas sin animo de vulnerar la ley

El juez de la audiencia nacional en España, Pablo Ruz imputó al presidente del FC Barcelona y al equipo como persona jurídica debido a las irregularidades fiscales derivadas del fichaje de Neymar da Silva Santos Jr.

El proceso inició en Diciembre del 2013 gracias a uno de los socios del club del Barcelona, Jordi Cases, este denunció a Alexandre Rosell Feliu ( presidente del FC Barcelona) por apropiación indebida en su modalidad de distracción del dinero por la operación de traspaso de Neymar.

La acusación provocó que en junio del 2014 el expresidente del Barcelona y el propio equipo fueran investigados por delitos contra tesoro público al no retener los impuestos correspondientes por contratos celebrados en el 2011 y el 2013 con el Santos, esto para asegurar la transferencia de Neymar.

Hasta ahora en las investigaciones del fiscal se asegura que Sandro Rosell, incrementó los pagos pactados del 2011 con el padre del jugador, para adelantar su entrada. Con ello se asegura que el costo real fue de 82.74 millones de euros a los que se sumaron otros 12.14 millones por impuestos no pagados desde 2011 al 2014.

Rosell fragmento dichos pagos en 11 contratos diferentes para ocultar el costo real del fichaje ante hacienda y con ello el presidente, ocasionó un perjuicio económico al club, la consecuencia a juicio del fiscal será que en las cuentas anuales de futuros ejercicios fiscales el Barcelona “deberá hacer constar el coste real de adquisición del jugador” . La fiscalía también señala la responsabilidad ante el equipo por delito fiscal ya que este era plenamente consciente de la situación luego de ser advertidos por la auditora correspondiente del riesgo que implicaba dicha operación .

Se iniciara una nueva investigación para determinar si en el ejercicio del 2014 se defraudaron 2,84 millones de euros derivados de compromisos contractuales con el delantero brasileño siendo Bartomeu máximo dirigente de la entidad futbolera.

El fiscal basa su imputación en un informe remitido el 19 de enero por la Agencia Tributaria que concluye que el Barça no ha acreditado el pago de las retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF correspondientes al año 2014 por la contratación de Neymar.

En el auto se ordena al club que en cinco días presente las retenciones que se hayan realizado sobre el contrato de Neymar y pide a la Agencia Tributaria un nuevo informe en el que analice el alcance de la supuesta defraudación derivada del fichaje del jugador.