El ex marine Eddie Ray Routh fue condenado de por vida por la muerte del francotirador de la Armada de EEUU y “héroe de guerra” Chris Kyle, que inspiró el film de Clint Eastwood.

En la vida real también hubo final en la historia sobre la cual se basó la película  “American Sniper” (en su original en inglés) o el francotirador más mortífero de los Estados Unidos: un tribunal de Texas ayer por la noche  cadena perpetua a Eddie Ray Routh por el asesinato de Chris Kyle el hombre que inspiró el film de Clint Eastwood que fue nominado para el Oscar en medio de una polémica.

Horas después de que la viuda de Kyle, Taya, asistiera en Hollywood a la ceremonia en la que la película finalmente perdió contra “Birdman” como mejor film el tribunal encontró anoche a Routh el ex marine estadounidense de 27 años, culpable del asesinato de Kyle y de su amigo Chad Littlefield en febrero de 2013. El joven se había declarado no culpable y alegado problemas mentales sin embargo el tribunal desechó el reclamo.

Kyle era considerado como el mejor francotirador del Ejército estadounidense con un récord de más de 160 muertes de enemigos en sus manos, pero hay quienes dicen que mató a más de 250 con su rifle ademas de que estuvo cuatro veces destinado en Irak y cosechó varias condecoraciones.

El film provocó un gran debate en los Estados Unidos porque muchos consideraban a Kyle como un héroe, pero otros lo creían una despiadada máquina de matar. Para la conservadora revistaNational Review por ejemplo “la película le da a Estados Unidos algo que ha necesitado desde el comienzo de la guerra: un héroe de guerra en una escala verdaderamente nacional y cultural”.Por otro lado el cineasta Michael Moore criticó en Twitter: “Un francotirador mató a mi tío en la Segunda Guerra Mundial. Nos enseñaron que los francotiradores son cobardes. Te disparan en la espalda. No son héroes”.

También ex combatiente en Irak disparó por la espalda a Kyle y su amigo cuando estaban conversando en la vereda de Stephenville,luego de regresar de la zona de guerra  Routh había sido diagnosticado con estrés postraumático y sus amigos decían que sufría paranoia y alucinaciones.

En el juicio Routh declaró  una serie de incoherencias entre ellas que los había matado porque eran “cerdos asesinos” y que no le había gustado el aroma de la colonia que usaban. Pero el jurado decidió que el ex marine sabía lo que estaba haciendo en ese momento y que este demostró control y frialdad cuando luego de matarlos ya que se ue a comer comida mexicanaademas de que al momento de ser atrapado de inmedianto contó que sufría de esquizofrenia y paranoia, algo que no es frecuente que comenten los que padecen estas enferemedades.