Real Madrid golea 3-0 al Espanyol y corta racha negativa; ‘Chicharito’ y Moreno, sin actividad.

Las dudas que merodeaban la figura de Gareth Bale tras la derrota ante el Valencia en Mestalla las fulminó el galés conduciendo al Real Madrid a una esperada reacción tras dos reveses consecutivos, con un gol de tiro libre para enmarcar ante un Espanyol que nunca tuvo la opción de dañar al líder (3-0).

Los mexicanos Javier Hernández, de los Merengues, y Héctor Moreno, de los Periquitos, no tuvieron actividad. Llegaba tras una semana que le dejó marcado. Las quejas de Karim Benzema y Cristiano Ronaldo en Mestalla denunciaron su egoísmo y se sumaron en pocas horas a su ‘desaparición’ en el Vicente Calderón en la Copa del Rey, cuando debía ejercer de líder. Provocó que tuviese que aguantar algún silbido de la grada cuando salió enchufado ante el Espanyol. Convencido de que era un día señalado para brillar.

El regreso al 4-3-3 de Carlo Ancelotti prometía velocidad en su futbol. Benzema estuvo más participativo que en los dos primeros partidos de 2015, generó espacios que aprovecharon a la perfección dos ‘balas’ como Bale y Cristiano. Fue el francés el que lanzó el primer aviso.

Era el minuto 10, dos después todo se puso de cara para el Real Madrid con una jugada perfecta. Pelota cruzada y medida de Bale que sobrevoló el Bernabéu hasta la bota de Cristiano, pase atrás de primera y remate en carrera de James. El momento goleador de Cristiano se hacía esperar, pero mientras el portugués se convertía en el máximo asistente junto a mejor matador, se reivindicaba Bale. Aprovechaba poder chutar una falta para colocar su lanzamiento en el ángulo de Casilla. Disparo imparable. Ejecución magistral con la zurda y el esférico entró a la portería tras besar un poste.

cq5dam.thumbnail.624.468

Es lo que tiene el Santiago Bernabéu y su nivel de exigencia. Al mejor jugador del partido le dedicó una sonora pitada la siguiente vez que entró en contacto con el balón. Ver para creer.

La situación se calmó gracias al tercer tanto madridista. Otra acción de Arbeloa, parche en la izquierda que brilló más que en la derecha, pase a Nacho y remate a la red. Así llegó una reacción obligada del Real Madrid, que aumenta distancia con sus perseguidores en la Liga, ya que Atlético de Madrid y Barcelona se enfrentarán mañana, domingo, y ahora afronta un ejercicio de automotivación para creerse que puede remontar dos tantos en Copa del Rey ante el conjunto del ‘Cholo’ Simeone. El bache de resultados tocó a su fin.