El quarterback Marcus Mariota ganó el premio más codiciado en el futbol americano colegial 

Marcus Mariota se llevó el trofeo Heisman 2014, que reconoce el mejor jugador universitario de futbol americano y se convirtió en el primer elemento de Oregon en obtener este codiciado reconocimiento.

El joven universitario recibió el doble de puntos (2.534) que el segundo lugar, Melvin Gordon, corredor para la Universidad de Wisconsin, convirtiéndose en el jugador con el segundo más alto porcentaje de puntos en la historia del premio.

Es un pasador preciso con velocidad de wide-receiver. Mariota entró a su tercera campaña universitaria como favorito para ganar el Heisman y tuvo un desempeño tan bueno que volvió a la ceremonia una simple formalidad.

Mariota también es el primer nacido en Hawai que gana el Heisman y es poseedor de la marca de más touchdowns en un temporada en la conferencia del Pac 10, con 53 (38 por pase y 14 corriendo la pelota). Su actuación permitió a los Ducks clasificar al primer playoff del futbol americano universitario.