Carolina y Seattle se encontrarán en la postemporada por segunda ocasión.

Los Halcones Marinos derrotaron a las Panteras 34-14 el 22 de enero de 2006 en el Juego de Campeonato de la NFC. (Sábado, Televisa y Fox Sports, 8:15 PM).

Los equipos se han encontrado cuatro veces en las últimas cinco temporadas regulares. Seattle fue siempre el ganador, incluyendo una victoria 13-9 en la octava semana de este año.


Las Panteras derrotaron a Arizona 27-16 en la vuelta de Comodines, registrando la primera victoria del equipo en postemporada desde el 15 de enero de 2006 (Divisional, versus Chicago). Carolina, que ahora ganó cinco juegos consecutivos, limitó a los Cardenales a 78 yardas totales netas, la menor cantidad en un juego de postemporada en la historia de la NFL. Durante la racha ganadora de cinco partidos del equipo, las Panteras promediaron 197.0 yardas por tierra por juego (segundo en la NFL) y permitieron 11.8 puntos por partido (segundo) y 238.2 yardas por juego (segundo).


“Los muchachos se han unido y se convencieron de lo que queremos hacer”, dice el apoyador de las Panteras LUKE KUECHLY, que tuvo 10 tacleadas, un récord personal en un solo partido, y una intercepción la victoria en la vuelta de Comodines. “Dimos el primer paso y es una sensación absolutamente increíble.”


Los campeones defensores del Super Bowl, los Halcones Marinos, ganaron la NFC Oeste y se aseguraron la ventaja de localía por segundo año consecutivo. A lo largo de las últimas tres temporadas, incluyendo postemporada, Seattle está 24-2 (.923) en casa. Los Halcones Marinos ingresan a la postemporada habiendo ganado seis en línea y son el primer equipo desde 1976 (Pittsburgh) en ganar sus últimos seis juegos y permitir menos de 40 puntos totales (39).


“Estamos exactamente donde queremos estar”, dice el mariscal de campo de Seattle RUSSELL WILSON, que está 40-13 (.755) como titular (contabilizando también postemporada), incluyendo un registro de 24-2 (.923) en casa. “Ir a la postemporada, quedar libre en primera vuelta y ser el equipo Nº 1 de la NFC, eso es lo que quieres. Más importante es que jugaremos en casa otra vez y ante los mejores aficionados del mundo. Tenemos mucha confianza, como siempre. Pero tenemos que jugar gran fútbol americano, un juego a la vez.”