Si sabemos que no existe un límite que nos impida llegar o alcanzar nuestros objetivos, es fácil empezar de cero.

En estos tres años que llevo persiguiendo el sueño de llagar a la NFL, he descifrado que no existe ningún tipo de límite para lo que te propongas.

En mi caso, inicie sin conocer a nadie, ni conocía el camino, ni por dónde empezar, pero con la disciplina, constancia, moviéndome a conseguir contactos y un poco de suerte, he podido llegar a la mitad del camino.

Le llamo mitad del camino, ya que creo y siento que me falta la mitad para encontrar ese objetivo que llevo en la mente.

Si sabemos que no existe un límite que nos impida llegar o alcanzar nuestros objetivos, es fácil empezar de cero.

Creo que nada es imposible y nada pude evitar que lo consigas si tienes claro lo que quieres.

El consejo del día de hoy y con lo que me motivo a diario es el saber que si me esfuerzo a diario no existirá el límite.