Serena Williams viene de atrás para doblegar a Garbiñe Muguruza y clasificar a los cuartos de final del Abierto de Australia.

Serena Williams vengó el lunes su peor derrota en un torneo de Grand Slam con una remontada que terminó con la eliminación de la hispano venezolana Garbiñe Muguruza por 2-6, 6-3, 6-2 y con su pase a cuartos de final del Abierto de Australia. Williams, número uno del mundo, sufrió la presión de Muguruza, 24ta cabeza de serie, quien igualó sus potentes peloteos. La tenista hispano-venezolana solo cedió cuatro juegos en su victoria sobre la estadounidense el año pasado, cuando la eliminó en segunda ronda de Roland Garros.

La pentacampeona del Abierto de Australia se medirá ahora a la eslovaca Dominika Cibulkova, que reencontró el tenis que le permitió clasificarse a la final del año pasado, y derrotó antes a Victoria Azarenka, dos veces ganadora en Melbourne Park, por 6-2, 3-6, 6-3. El actual campeón del torneo en el cuadro masculino, el suizo Stanislas Wawrinka, se impuso al español Guillermo García-López 7-6 (2), 6-4, 4-6, 7-6 (8) para avanza a la siguiente ronda, donde se enfrentará al finalista del Open de Estados Unidos Kei Nishikori. Alentado por cientos de compatriotas japoneses con banderas nacionales en las gradas de la pista Rod Laver, Nishikori apenas tuvo problemas para derrotar en tres sets, y por un triple 6-3, al noveno preclasificado, el español David Ferrer, quien en 2013 alcanzó las semifinales del torneo además de en Roland Garros.

cq5dam.thumbnail.624.468

Williams pareció pasar apuros por momentos, aquejada de una fuerte tos. Luchó contra su servicio en el primer set, ganando solo uno de una docena de puntos posibles con su segundo saque mientras la española de 21 años se lanzaba al ataque. No logró convertir ninguna de sus seis ocasiones de rotura de servicio pero Muguruza le ganó el saque en dos ocasiones. “Golpea la pelota con mucha, mucha intensidad, muy, muy fuerte”, dijo Williams. “Alguien en la grada dijo `Vamos Serena utiliza un golpe liftado’ y yo pensé `vale’. ¡Hay entrenadores por todas partes aquí! Gracias”.