Google recibió aproximadamente 400 millones de solicitudes para desactivar enlaces que violen derechos de autor.

La lucha contra la piratería virtual está con todo, ya que es situación que afecta directamente las regalías para millones de artistas, productores y escritores, todo ello se refleja en las inmensa cantidad de requerimientos que recibe Google para eliminar de estos sitios las descargas ilegales.

Google señaló que en 2014 recibió 345 millones de peticiones y el mayor número de quejas se registró sobre los portales más populares de descarga de películas y música 4shared,rapidgator y uploaded.

Lo que comenzó como una declaración de guerra en contra de la piratería en Internet tras el cierre de Megaupload, parece que apenas está por comenzar y va ganando terreno ya que en 2013 Google eliminó más de 200 millones de links piratas. Muchas de estas denuncias se presentaron ante la Asociación de la Industria Discográfica de E.U (BPI)

Google le ofreció a plataformas como Spotify y Netflix la posibilidad de contratar avisos para aparecer en los resultados de búsquedas relacionadas con la piratería. El mounstroso Google insinuó que una buena herramienta para el conflicto actual que representan los sitios de descarga gratuitos sería la publicidad.

La gratuidad a la que Internet acostumbró a los usuarios resulta ser el problema de fondo entre las industrias. Al final son los usuarios los que se rehúsan a pagar algún porcentaje por los contenidos que descarga. Básicamente, todo se quiere gratis y, mientras esa sea la posición, buscar un compensación justa para los autores parece una verdadera quimera.