Karumbita es una creación de Aguilera para el público infantil, sin embargo en Paraguay enfrenta una demanda por plagio.

El escritor paraguayo Nelson Aguilera, que se enfrenta a dos años y medio de cárcel por un plagio que él insistentemente niega, dijo ayer a Efe que si la Corte Suprema de su país rechaza la apelación de la sentencia, que presentó en junio pasado, llevará el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Aguilera atraviesa un calvario judicial desde 2010, cuando la escritora paraguaya María Eugenia Garay lo demandó por utilizar supuestamente partes de su obra “El Túnel del Tiempo”, en “Karumbita, la patriota”.

“Karumbita” es una creación de Aguilera para el público infantil y se ha convertido en la tortuga más popular de la literatura de este país sudamericano.

La denuncia provocó el secuestro de todos los ejemplares del libro, publicado por Alfaguara y, en noviembre de 2013, la condena de Aguilera a dos años y medio de cárcel.

El pasado junio, el escritor apeló ante la Corte Suprema, donde el trámite está estancado debido a la dimisión en diciembre de uno de los tres integrantes de la Sala Constitucional, el magistrado Víctor Núñez, cuya plaza está todavía vacante.

El escritor reconoció que la dimisión de Núñez no hace sino dilatar un proceso ya de por sí bastante largo.

“Desde el punto de vista literario no hay plagio, por lo que es aberrante que todo esto esté pasando por causa de una familia y de su tráfico de influencias”, indicó.

A la espera de lo que decida la Corte Suprema, Aguilera destacó el apoyo que está recibiendo de colegas paraguayos, extranjeros y de asociaciones, que lo han elegido como caso a defender junto al de otros tres escritores encarcelados.