Los problemas legales continúan para Cosby, quien fue demandado por difamación.

La demanda se presentó este lunes en la Corte Federal de Distrito en Springfield, en el oeste de Massachusetts. El abogado que lleva el caso de las tres mujeres José Cammarata, comentó que la acción civil permite que sus denuncias sean escuchadas a pesar que los delitos hayan prescrito.

Las dos mujeres que acusan a Cosby por delitos sexuales presuntamente cometidos hace décadas se unieron para presentar una demanda por difamación, alegando que él las calificó públicamente de mentirosas en las declaraciones que realizaron los los representantes del acusado.

El actor es el único acusado en la demanda, presentada por primera vez el mes pasado por Tamara Green, que dijo que el cómico la drogó y la agredió en la década de 1970. Las dos nuevas demandantes son Teresa Serignese, quien dijo que fue drogada y violada por Cosby en 1976, y Linda Traitz, que alega que trató de drogarla y luego la manoseó en 1970.

El publicista de Cosby, David Brokaw, y su abogado, Martin Singer, no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios el lunes. Singer dijo que espera que prevalezca la demanda original.

Green denunció los supuestos hechos por primera vez en público en 2005. En la demanda que presentó después dijo que Brokaw y el abogado de Cosby, Walter M. Phillips Jr., hicieron declaraciones en entrevistas con medios de comunicación destinadas a exponerla al desprecio público y el ridículo. Phillips dijo el mes pasado que representaba Cosby en 2005, pero que ya no lo hace, y se negó a hacer más comentarios. Brokaw no devolvió los mensajes solicitando comentarios sobre las alegaciones de Green.

Serignese y Traitz, de Florida, alegan en la demanda enmendada que cuando realizaron sus denuncias por separado el pasado noviembre, Singer emitió sendas respuestas para Cosby en las que decía que tanto ellas como otros estaban mintiendo.

Desde noviembre, al menos 15 mujeres han asegurado que Cosby las agredió sexualmente hace décadas. La mayoría sostiene que fueron drogadas antes de la agresión.