El servicio de ridesharing Uber fue declarado ilegal en Tailandia por romper disposiciones de tránsito y por discriminación.

El viernes de la semana pasada el servicio de transporte Uber fue declarado ilegal en Tailandia, los conductores del servicio serán multados por tres diferentes infracciones si son detenidos por las autoridades de tránsito de Bangkok y Phuket que son las ciudades donde opera cotidianamente.

Uber es una de varias compañías de servicio de ridesharing (para compartir el coche) o Transportation Network Companies (Empresas de Red de Transporte), en la que a través de la aplicación el usuario solicita el servicio y el sistema responde enviándole los datos del conductor y el de un vehículo que dará el servicio de transporte, haciéndose un cargo a la tarjeta de crédito que el cliente ha inscrito de manera previa.

El anuncio de que este servicio opera de forma ilegal en Tailandia lo hizo el director del Departamento de Transporte Terrestre, Teerapong Rodprasert, quien señaló que los choferes de Uber incumplen por lo menos tres disposiciones de tránsito además de discriminar a los clientes entre quienes tienen tarjeta de crédito y quiénes no.

La primera infracción es por cobrar tarifas no aprobadas por las autoridades. Los taxis cobran como banderazo o tarifa inicial 25 bahts más 1 baht por minuto y 4.5 bahts por kilómetro, siendo ésta la tarifa autorizada. Uber cobra como tarifa inicial 45 bahts más 2.5 bahts por minuto y 9.2 bahts por kilómetro. 1 baht equivale a 0.03 centavos de dólar.

Los chóferes además incurren en violaciones al reglamento de tránsito al prestar el servicio sin tener la licencia de conducir apropiada como chófer, además de prestarlo en un vehículo que no está registrado como transporte público.

El director del Departamento de Transporte declaró que conforme a la ley de tránsito vigente, los chóferes que sean detenidos prestando este servicio serán multados con 1,000 bahts por cobrar indebidamente; otros 1,000 bahts por no tener la licencia de conducir apropiada; y, 2,000 bahts por usar un vehículo no registrado para el servicio público de transporte, lo que es un total de 4,000 bahts, equivalentes a $121 dólares.

Aunque Uber ha enfrentado protestas y restricciones en otros países donde opera, Tailandia es el primer país en donde con el reglamento de tránsito en la mano se fundamenta claramente la ilegalidad del servicio.

En el Distrito Federal, México, donde este servicio opera, los chóferes también comenten varias infracciones al reglamento de tránsito. Sin embargo, y pese a las protestas de taxitas registrados, las autoridades no se han pronunciado claramente sobre la ilegalidad del servicio.