Jobs ha tenido 141 patentes aprobadas desde 2011, un tercio de las que registró.

En su vida Jobs tuvo su primer patente en 1983 con el “ordenador personal” y la última antes de morir fue el diseño en la Quinta Avenida situada en Nueva York.

El encargado de diseñar la mayoría de los productos de Apple en su exterior , mencionó que “patentar algo es un proceso largo” y que “Jobs trascendió a su muerte con inventos que ni se imaginan” y son los que están siendo aprobados poco a poco en las oficinas de patentes.

El 4 de octubre del 2011 los abogados de Apple iniciaron los tramites para registrar a nombre de Steven Paul Jobs una variación en la barra de movimiento en pantalla de los ordenadores Mac. El autor intelectual de la petición acababa de morir un día antes.

Tarek Fahmi un especialista en patentes de Ascenda, declaró que Jobs trabajó hasta el último de sus días y antes de sus últimos días se trató de acelerar el registro de varios avances suyos ya que todo el proceso de registro lleva entre dos y tres años y medio en Estados Unidos.

Se llegó a mencionar que es parte del llamado “efecto jobs” en el cual se introdujeron patentes incluso de bosquejos para que en los próximos 10 años se sigan dando registros en su nombre