A la estrella del FC Barcelona lo demandaron por daño moral ¡Entérate de todos los detalles!

La parte actora de la demanda fue Luciano Caparroz Pereira un abogado seguidor del equipo de futbol Club de Futbol Santos, de Brasil, este acusa a Neymar da Silva Santos Júnior en los tribunales de Brasil por daño moral y material, por sentirse “engañado” por la trasferencia del jugador.

Caparroz afirma ser un gran aficionado del Santos y establece que en 2011 viajó a Japón para presenciar la final del mundial de clubes entre el Santos y el Barcelona. Para viajar a Japón, Capárroz ahorro 3,200 euros, y afirma haber quedado frustrado con el resultado del partido, pero su frustración fue aun mayor cuando se enteró que Neymar había sido transferido al Barcelona.

Semanas antes a que se efectuara ese partido, el futbolista ya había firmado un acuerdo con el Barcelona en el que se aseguraba su transferencia, mediante un pago a N&N Sports Consultancy and Company Ltd., empresa propiedad del padre del jugador y del jugador, que tenía los derechos de negociación de la operación, que ha venido siendo investigada en España y el propio Brasil.

El abogado considera que estas negociaciones generaron que Neymar no se empleara a fondo en la final del mundial de clubes de 2011.

En sus declaraciones Luciano Caparroz alega que “no hubo una competición justa y transparente. Fue una injusticia”. Destaca que entiende que el futbol finalmente es un negocio pero considera que eso no es suficiente para justificar que el club y los involucrados en esta operación actúen sin profesionalismo o ética, en perjuicio de los aficionados.

“Los clubes involucrados y sus jugadores tienen al menos el deber de cumplir sus obligaciones con dedicación y ética para mantener y presentar un espectáculo a los aficionados”.

“De un campeonato se espera que los clubes involucrados y sus jugadores cumplirán con sus obligaciones hacia la afición con profesionalidad y ética. Por desgracia, no fue así en este caso”, se lee en la demanda.

La demanda fue presentada en la segunda mesa del Tribunal Especial Civil de Sao Paulo, Brasil, en contra de Neymar, el Santos y N&N exigiendo una indemnización de 8,400 euros.