Abogado Pateador continúa con paso firme hacia su sueño, aquí  la entrevista que la revista Deep publicó en su edición de Diciembre 2014.

La idea de hacer de su nombre una marca surgió después de estudiar la maestría en dirección de entidades deportivas del Real Madrid. Jorge habló con destacados maestros de las mejores escuelas y les compartió su idea de convertirse en un abogado diferente con ayuda del branding personal. Tras las respuestas positivas recibidas, el siguiente paso fue algo natural y hoy, Jorge es un abogado único.

Jorge ha sido deportista toda su vida, jugó en el equipo de segunda división del Atlante y siempre tuvo intenciones de ser futbolista profesional; también era integrante de una banda musical con el sello de Warner Music, y dice que estaba un poco loco porque siempre quiso hacer varias actividades al mismo tiempo. Su papá le dijo alguna vez que tenía buen toque de balón y le recomendó que se probara en el futbol americano; sin darle mucha importancia, pasaron bastantes años para que Jorge retomara los sabios consejos de su padre.

Cierto día, al ver a los Raiders de Oakland, Sebastian Janikowski estaba en el campo calentando y tras tener una revelación, Jorge le confesó a su esposa que intentaría ser pateador profesional de la NFL.

Con todo el apoyo de su esposa, mismo que Jorge declara que ha sido fundamental para llevar a cabo todas sus alocadas ideas, Jorge envió más de cincuenta correos electrónicos para intentar conseguir alguna cita o hacer contacto y solamente recibió una respuesta: la de Mike Hollis, expateador de los Jaguares Hollis. Hollis le dijo que estaba dispuesto a verlo en Jacksonville para una prueba. Una vez ahí recibió consejos y la indicación de volverá México para desarrollar su técnica de pateador, que principalmente era la de un futbolista. “Tal vez creyó que no volvería (risas), pero regresé a México para entrenar todos los días, le mandé un video, y luego de seis meses volví a verlo y me dijo que aprendía muy rápido”.

A sus 31 años, Jorge se enfrentó a muchos juicios y desaprobaciones debido a lo que se había convertido en su nuevo sueño, y el miedo a lo que pensarían sus clientes lo hizo dudar aún más:¿un abogado de profesión lo apuesta todo para convertirse en un pateador profesional? Finalmente, algunos de sus mejores clientes le hicieron saber que la idea era emocionante y que tenía todo el apoyo para lograrlo. “Ahí se me ocurrió crear al personaje de ‘abogado pateador’, que a través de sus canales de redes sociales transmite motivación y la idea de que ningún sueño es inalcanzable, por más difícil que parezca.

Hasta la fecha, Jorge ha asistido a dos campos de la NFL para probarse. La experiencia ha sido la de pararse al lado de adolescentes no mayores de veinte años que buscan lo mismo que él y que, sorpresivamente, también le reveló a Jorge que tenía posibilidades.

Desde mamás, señores, chavitos, las reacciones eran positivas. Estoy tratando de transmitir ese positivismo porque creo que la cultura en México es la de ‘no se puede’. En México siempre hay alguien que te dice ‘no’, y quiero cambiarlo y decir que, sin conocer a nadie, sin haber pateado, logré alcanzar mi sueño, a través de un camino de terracería, por una ruta más difícil que la de cualquier aspirante.

10850818_897497763617995_1118559727_n

A prueba de caídas

 Han sido aproximadamente tres años de sacrificios y mucho trabajo para Jorge, quien además de seguir su sueño deportivo, se desempeña como abogado especializado en derechos de autor y presume una lista de clientes como Ximena Sariñana, Moenia, Belanova, entre muchos otros.

Pero, ¿cómo un hombre con una visión tan positiva se prepara para el fracaso? “Siempre he pensado que no hay fracaso. He leído acerca de grandes emprendedores como Steve Jobs y todos los que han demostrado que se puede y ninguno se refiere al fracaso, sino al término “prueba y error. Un aprende del error y debes ser positivo para que esto te lleve a lograr tus objetivos”.

Inspirado, Jorge dice que va a llegar al a NFL y que estará en una banca visitando una playera con su nombre, que no se trata de prepararse para el fracaso, sino para ser capaz de tomar las oportunidades que se crucen en el camino.

Ingresar a la página de Internet de Jorge es como entrar a su mente: colorida y está llena de todo lo que le gusta, visto desde un ángulo muy ecléctico: habla de futbol, comparte su sabiduría en el ámbito del derecho, expone lo que pasa en el mundo de la NFL, sube videos donde muestra sus habilidades como pateador y exhibe su estilo personal, que con un traje cuidadosamente hecho a la mediada combinado con una gorra New Era y tenis Nike, dista mucho del de un abogado convencional. Jorge es diferente y dice que cuando haces las cosas como te gustan, disfrutas más lo que haces.

Jorge es un hombre polifacético, por eso hablar de lo que más disfruta de su trabajo es difícil. “Me gusta ser dueño de mi propio tiempo y poder organizar mi día de acuerdo a lo que vaya surgiendo. Siempre me levanto temprano, entreno y si tengo una junta en la mañana, cambio mi plan. Disfruto estar en contacto con creadores, artistas, deportistas, conocer sus historias y ayudarlos a que su trabajo les rinda frutos”.