Peyton Manning lleva a Denver Broncos a su cuarto título divisional consecutivo, tras doblegar 22-10 a San Diego Chargers.

Peyton Manning jugó pese a una lesión en un muslo y a los síntomas de un resfriado, y Connor Barth conectó cinco goles de campo para llevar el domingo a los Broncos a un triunfo por 22-10 sobre los San Diego Chargers, con lo que Denver aseguró su cuarto título divisional consecutivo.
Manning dejó el partido brevemente en el segundo cuarto. Aparentemente se lastimó el muslo cuando bloqueaba al linebacker Donald Butler en un acarreo de C.J. Anderson.

Inicialmente, los árbitros decretaron que Anderson anotó, pero en la repetición vieron que la rodilla hizo contacto con el césped y los Broncos tuvieron que conformarse con el tercer gol de campo de Connor Barth. Luego de que Anderson hizo un recorte en su carrera, Manning  se adelantó para bloquear a Butler. Los Broncos obligaron a que los Chargers despejaran, y Brock Osweiler entró en sustitución de Manning. Osweiler fue castigado por un pase ilegalmente lanzado en la segunda jugada de la serie.

cq5dam.thumbnail.624.468

El duodécimo triunfo de Denver en casa de un rival de su división empató la marca de la NFL impuesta por San Francisco entre 1987 y 1990.
Los Chargers (8-6) llegaron al duelo como el sexto puesto de la Conferencia Americana, pero sus aspiraciones de playoffs recibieron un duro golpe. Han perdido dos en fila.