Para poder explotar comercialmente una obra, es necesario cumplir con requisitos legales a favor del creador original.

La explotación comercial de obras como la grabación de canciones, exhibición de películas, edición de libros, reproducción de dibujos y otras muchas más, debe quedar formalizado por escrito con la autorización del autor de la obra original, es decir el compositor, productor de cine, escritor, dibujante, entre otros.

tumblr_ngsxdj8AJj1r94dqgo1_1280

En México, La Ley Federal del derecho de Autor exige se cumplan con requisitos para poder gozar los derechos de explotación:

“Artículo 30.- El titular de los derechos patrimoniales puede, libremente, conforme a lo establecido por esta Ley, transferir sus derechos patrimoniales u otorgar licencias de uso exclusivas o no exclusivas.

Toda transmisión de derechos patrimoniales de autor será onerosa y temporal. En ausencia de acuerdo sobre el monto de la remuneración o del procedimiento para fijarla, así como sobre los términos para su pago, la determinarán los tribunales competentes.

Los actos, convenios y contratos por los cuales se transmitan derechos patrimoniales y las licencias de uso deberán celebrarse, invariablemente, por escrito, de lo contrario serán nulos de pleno derecho.”

El autor original es el titular de los derechos patrimoniales (explotación), y para que sea legal la contratación de su obra, deberá ceder o licenciar sus derechos cumpliendo con los siguientes requisitos:

  1. Debe constar por escrito,
  2. Remuneración proporcional o fija para el autor,
  3. Debe señalar territorio de explotación y
  4. Por tiempo determinado

 Todos los requisitos deben cumplirse para que la cesión o licencia sea legal, con lo que se pretende proteger al autor pues su voluntad debe quedar fijada por escrito, recibir remuneración por su creación, así como limitarse en espacio y tiempo para no despojar al creador de su obra.