Comienza la semana, volteo a lo que sucedió el fin de semana y confirmo lo admirable que tener disciplina, dedicación y esfuerzo en las personas que hacen deporte con un objetivo final, o lo que persiguen un sueño. 

Hablo de hacer deporte, ya que se llevaron a cabo dos maratones, el de Nueva York y el de Francfort. Toda la preparación que se requiere para correr una carrera como un maratón, merece un aplauso y una gran felicitación.

Yo, como algunos lo saben, me encuentro persiguiendo un objetivo, que es la NFL y poco a poco se vuelve fructificante, ya que mi preparación es como la de un atleta de alto rendimiento, pero combinada con el trabajo de escritorio.

En estos días tuve la fortuna de conocer a Jorge Cantú, beisbolista mexicano que estuvo en la Gran Carpa, un gran deportista de las grandes ligas.

10635732_871294226238349_3188459983012946832_n

Mientras platicaba con él en el gimnasio y hablábamos un poco de lo que es el #AbogadoPateador, me dijo una frase que me motivó: “No cualquiera”, expresó.
Se refería a que no mucha gente se decide a competir al más alto grado, y con la exigente competencia de Estados Unidos, el mayor país del mundo en generar grandes atletas a nivel mundial “No cualquiera” se atreve a emprender algo tan difícil, algo complicado”.
Me felicitó y platicamos acerca de evitar que los comentarios negativos influyan en nuestros objetivos, así como algunos que me llegan vía Twitter, que muchas veces me generan una gran molestia, pero al final debo reconocer que la mentalidad positiva y la motivación me ayudan a contrarrestarlos.
En estos destellos y momentos que nos regala la vida, hay que poner atención para poder utilizarlos como gasolina física y mental en nuestro desarrollo. Así que debemos seguir sin olvidar el lema de: #SigueTuSueño.