Tony Romo, quarterback de los Dallas Cowboys, no participó este miércoles en la primera práctica del equipo en Londres debido a la lesión que sufrió en la espalda.

Romo no jugó en la derrota del equipo por 28-17 ante los Arizona Cardinals el domingo debido a la lesión que sufrió en la espalda, la tercera en 18 meses, hizo el viaje a Londres pero se quedó en el hotel mientras el resto de sus compañeros practicaba en el estadio Allianz. “Se decidió con base en lo que nos dice acerca de cómo se siente”, dijo el entrenador de los Cowboys, Jason Garrett. “¿Vale más que se quede y reciba tratamiento o que venga y esté parado viendo la práctica por dos horas? Tiene más sentido que se quede para recibir tratamiento”.

Los Cowboys (6-3) enfrentan a los Jacksonville Jaguars (1-8) el domingo en el estadio Wembley, el último de los tres partidos de temporada regular que se jugarán en Londres este año. El remplazo de Romo, Brandon Weeden, practicó en la posición de mariscal de campo este miércoles. Weeden, quien fue despedido por Cleveland dos campañas después de seleccionarlo en el draft universitario de 2012, sufrió dos intercepciones contra Arizona y no pudo llevar al equipo a un touchdown sino hasta los minutos finales del encuentro. En su carrera tiene 25 anotaciones por 27 intercepciones.

cq5dam.thumbnail.624.468

No obstante, Garrett dijo que está optimista acerca de la posibilidad de que Romo juegue el domingo, Romo sufrió dos fracturas en dos pequeños huesos de la espalda. La lesión no tiene relación con la hernia discal que sufrió el año pasado ni con la operación para retirarle un quiste de la espalda a principios de 2013.