La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana presentó una petición para hacer ajustes a la Ley de Fomento para la Cultura y el Libro.

En el Instituto Goethe el presidente de La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana se reunió con las senadores y con el director general de publicaciones de CONACULTA para analizar la ley mencionada.

“Si no consideramos a la lectura como prioridad, que ayude a la cohesión, a restaurar el tejido social, entonces no entendemos la estrategia de fomento a la lectura” señaló Echeverría con respecto a que existe una contradicción en cuanto al presupuesto que se destina.

Mantuvo su postura en que si bien en la ley del libro se habla del apoyo a librerías, este es inexistente y manifestó la necesidad de que se promueva la creación de librerías y que el Estado considere a la lectura y libros como estratégicos.

El 1 de diciembre es la fecha en que se presentará la sala ” El diálogo sobre las reformas a la Ley del Libro” en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

La senadora Blanca Alcalá, presidenta de la Comisión de Cultura, manifestó que gracias a las reflexiones e intercambio de opiniones surgió la iniciativa que se pasó a la Cámara alta para su discusión y análisis para colaborar de eso modo con los actores involucrados “en la cadena de valor del libro ” y así fundamentar las modificaciones a la mencionada ley.

Por su parte, el director de publicaciones de CONACULTA destacó la dificultad de conseguir la “Ley del Libro” y esta logró un consenso inédito entre los sectores de la cadena del libro. No obstante, manifestó que si bien no se han logrado cumplir los objetivos completamente,la ley debe de modificarse conforme a la realidad a su parecer.