Ya pasaron seis semanas de la temporada y las posiciones se mantienen muy cerradas.

Veinte equipos, el 62.5 por ciento, actualmente tiene marca de .500 o mejor. Y casi la mitad de la Liga, 15 de 32 clubes, (el 46.9 por ciento) tiene registro victorioso.

“No es sencillo ganar un partido”, dice el mariscal de campo PEYTON MANNING acerca de los Broncos de Denver, que a la fecha, se encuentran con una marca de 4-1. “Hace tiempo aprendí que nunca hay que dar por garantizada una victoria. Es difícil ganar en la NFL.”

Broncos es uno de los cinco equipos con un porcentaje de triunfos de al menos .800: Dallas (5-1), Filadelfia (5-1), San Diego (5-1), Arizona (4-1) y Denver (4-1). Esos cinco equipos ganaron en la sexta semana.

“No es sencillo mantenerse en el primer puesto”, dice el entrenador en jefe de los Cardenales BRUCE ARIANS, cuyo equipo lidera la NFC Oeste. “Pero estamos allí y queremos asegurarnos que sigamos así.”

Desde 1990, 210 de los 288 equipos de la Liga que clasificaron a la postemporada (el 72.9 por ciento) tuvieron una marca victoriosa tras seis juegos.

Pero nada está garantizado en la NFL. Más de un cuarto de los clubes que llegaron a la postemporada desde 1990 (78 de 288, 27.1 por ciento) tuvieron marca de .500 o peor tras seis juegos, incluyendo tres equipos que clasificaron el año pasado (Carolina, Filadelfia y San Diego).