Fue en el desierto de Nuevo México, en Estados Unidos, donde Alan Eustace rompió el récord que había conseguido el austríaco Felix Baumgartner al lanzarse en caída libre. 

Eustace, ejecutivo de Google  alcanzó una velocidad máxima de 1.322 kilómetros por hora a sus 57 años, y además de romper la barrera de sonido superó la marca que impuso hace un par de años Baumgartner.

Mientras ascendió en globo hasta alcanzar una altura de 41 150 metros, Alan se preparaba para descender con un traje presurizado con un diseño especial para soportar la velocidad y altitud extrema implicada en un reto como el que superó.

Este proyecto estuvo a cargo de la corporación Paragon Space Development, dedicada a la exploración de la estratosfera y aunque parezca extraño, dado que fue un ejecutivo de Google en realizar.  tal hazaña, no estuvo involucrada en ningún aspecto.

La asombrosa caída sucedió en tan solo 15 minutos, hasta que Eustace tocó tierra firme, sano y salvo después de caer a una velocidad de 1357.64 km/h. “Solo dijo que la vista era fabulosa. Estaba encantado”, aseguró el personal que lo recibió luego de haber realizado su intrépido salto.

Aquí pueden ver cómo fue la hazaña de Alan Eustace: