¿Quien dijo que los rockstars no tienen su lado dulce? Las leyendas del rock Keith Richars y Bruce Springsteen se lanzan nada más y nada menos que en la literatura infantil.

Parece ser que entré más adultos más niños queremos ser y estos rockeros han decidido escribir libros dirigidos a un público más joven. Springsteen pública “Outlaw Pete” y Richards “Gus & Me” este último se inspira en la relación con Gus, el abuelo del artista, quien es la razón por la cual Keith se adentró en el mundo de la música.

El libro, lleva por título Gus & Yo: La historia de mi abuelo y mi primera guitarra, cuenta con ilustraciones de Theodora Dupree Richards.  La hija de Richards habla de la publicación como “una mirada íntima y poco común hacia la infancia” y para quién “tener la oportunidad de explorar la relación de mi padre con su abuelo ha sido un regalo”.

imageCon esta historia, Keith tiene como objetivo  profundizar los lazos de unión que se crean entre los abuelos y los nietos que en su mayoría crean una gran influencia.

Del otro lado, Bruce Springsteen, es el autor de Outlaw Pete, un libro basado en la canción del mismo nombre que nació aquel 2009 dentro de su disco Working on a Dream. El libro narra la historia de un bebé que desde pequeño, ya es un ladrón de bancos. El rockero pretende generar reflexión, ya que el pequeño bebé hace cosas que luego lamentará, pero “no puedes deshacer lo que has hecho”.

“Es un libro para todo aquel que le guste un buen Western. Está pensado en lectores de todas las edades”,  así lo comentó  el presidente de la editorial, a pesar de su apariencia de libro para pequeños.