Tras la mayor filtración de imágenes privadas de las artistas Google y Apple se han tomado la privacidad muy en serio y este mes anunciaron que endurecerán sus técnicas de encriptado de datos.

Tanto Google como Apple aseguraron que estas medidas serán implementadas en todos aquellos aparatos que funcionan con sus sistemas operativos según AFP.

Sin embargo, la noticia no fue muy bien tomada por la policía federal de los Estados Unidos (FBI) ya que suponen que el nuevo sistema es un impedimento para extraer la información en sus investigaciones criminales.

“Soy un gran creyente en el imperio de la ley… Pero también creo que nadie en este país está más allá de la ley. Lo que me preocupa de esto es que estas compañías comercializan algo que permitirá a la gente estar fuera de la ley“, dijo James Comey, el director del FBI.

image

Comey también comentó durante una entrevista que el FBI mantuvo un diálogo inicial con Apple y Google sobre las nuevas medidas de seguridad para que las autoridades cuenten con una orden de registro y así poder tener acceso a los datos de los Smartphones de los delincuentes.

Sin embargo, aunque los entes policiales cuenten con una orden emitida por un tribunal, no podrán tener acceso a la información de las llamadas, contactos, fotos y correos electrónicos almacenados en los dispositivos y solo podrán interceptar las conversaciones.

Esto se debe a que las próximas actualizaciones de Android e IOS vendrán incorporadas con un nuevo cifrado que no permitirá extraer el código de seguridad del usuario de acuerdo con El Nacional.

Otra de las medidas que ha tomado Apple es informar a los usuarios cuando agencias como la NSA les soliciten los datos de su dispositivo.