La demanda que presentó el artista Roger Dean en 2013 en contra de James Cameron fue desestimada por el juez del tribunal de distrito de EE.UU Jesse M. Furman.

La demanda se resolvió a favor de James Cameron, Twentieth Century Fox y Lightstorm Entertainment Thursday, argumentando que no se podía probar el plagio por parte de estos a las obras de Roger Dean para el éxito en taquilla “Avatar.”

El artista presentó su demanda alegando que Cameron utilizó 14 de sus pinturas para la película y buscaba una compensación por lo mismo.

image

El juez argumentó que si bien es grande la similitud entre obras, Plaintiff no tiene el monopolio en la idea de los paisajes que se manejan ya que desde 1726 la utilizó cuando Jonathan Swift público su clásico “Los viajes de Gulliver”. Furman llamó varias de las reivindicaciones de Dean “erróneas”, puntualizando como evidencia que el artista incluyó imágenes de “libros sobre o derivados de Avatar” en lugar de la película también hizo mención de que las imágenes de la película fueron “fuera de contexto”, en un intento para que se vean similares a las pinturas de Dean, que eran a su vez también habían sido manipuladas por el artista.

Cameron ya había ganado varios casos de robo de idea de Avatar, una de ellas la presento un hombre alegando que la película era uno de sus cuentos y otro, un artista que también alegaba que su obra inspiró la película.