Phil Spector ha sido todo en la música pop y ahora se encuentra envuelto en la polémica al ser acusado del asesinato de la actriz de ‘serie B’. 

Lo ha sido todo en la música pop: productor de los mejores discos de John Lennon, Ike y Tina Turner o los Ramones, Phil Spector ha tocado fondo y hoy a sus 73 años está acusado de asesinar  a una actriz de ‘serie B’.

Poco se ha sabido de Phil Spector después de su ingreso a prisión, después de haber sido acusado de asesinato en 2009 y recientemente se han filtrado a través de Billboard, un par de imágenes de la leyenda de la música, en ellas se puede ver el estado en el que se encuentra.

Spector, de 73 años, luce bastante desmejorado en las dos instantáneas que salieron a la luz, una de ellas fue tomada en julio del año pasado donde aparece sonriendo, la segunda es del pasado octubre. Según parece, estas imágenes fueron tomadas durante el traslado del productor al centro de salud California Health Care Facility, donde se tratan casos de salud física y mental de los presos más enfermos,  incluyendo casos crónicos.

A pesar de todo esto,  no se han dado datos sobre la enfermedad que supuestamente padece el artista. Phil Spector se encuentra en prisión cumpliendo con una sentencia de 19 años por el asesinato de la actriz Lana Clarkson.

IMG_0460.JPG

Fueron necesarios dos juicios para ser finalmente declarado culpable por la muerte de Lana Clarkson, una camarera a la que invitó a su mansión una noche de febrero de 2003. En el primer juicio no se logró unanimidad para condenarle, pero la fiscalía del condado de Los Ángeles volvió al ataque: demasiados famosos del show business se libraban gracias a sus poderosos abogados.

En mayo del mismo año, un juez determinó su condena de 19 años en prisión. Los familiares de Clarkson también habían demandado a Spector por vía civil, exigiendo una indemnización.

La familia de Lana había soportado los miserables argumentos de la defensa que pintó a Lana como una fracasada actriz de serie B que decidía repentinamente suicidarse.

Patético desenlace para el hombre que todavía hoy es sinónimo de productor discográfico. La leyenda de Harvey Philip Spector, más conocido por Phil Spector desde que Tom Wolfe le retratara como “El primer magnate de lo juvenil” y su fama trascendió fuera del mundillo musical: encarnaba el paradigma del genio excéntrico, el creador con el toque del rey Midas. Existen al menos cuatro libros consagrados a su asombrosa carrera.

Nacido en el Bronx en 1940, en una familia de judíos huidos de Rusia, Phil Spector debutó con los Teddy Bears antes de descubrir que la creatividad musical estaba detrás de una mesa de grabación. En Nueva York, Phoenix y Los Ángeles aprendió los secretos del estudio y se inventó nuevos trucos; se arropó con eficaces equipos de compositores, arregladores, docenas de instrumentistas, técnicos de sonido y -finalmente- cantantes que escenificaban los traumas y los éxtasis del amor adolescente. Sus singles con las Ronettes, los Righteous Brothers o las Crystals definieron el pop orquestal de principios de los sesenta.

Su leyenda le permitió reaparecer: aunque había grabado con los Rolling Stones, fueron los Beatles -con la oposición de Paul McCartney- quienes le llamaron para que adornara las cintas de las sesiones que se editaron en 1970 como Let it be, también trabajaría con George Harrison y John Lennon en obras triunfales como All things must pass o Imagine.

image

Sin embargo, hundió esa segunda oportunidad con su comportamiento extravagante mientras hacía Rock ‘n’ roll (1975) con Lennon.

Los Ramones (1978) y Leonard Cohen (1979) se arriesgaron a grabar álbumes completos con él y salieron escaldados: el perfeccionismo había degenerado en despotismo y Phil resolvía las discusiones exhibiendo pistolas; su comportamiento tendía hacia lo irracional. Después, solo Yoko Ono y el grupo británico Starsailor requirieron sus servicios; dicen que Celine Dion también le contrató pero prefirió no editar los resultados.

En 1990, Ronnie Spector antigua vocalista de las Ronettes, publicó una autobiografía que describía su vida matrimonial con Phil en términos de pesadilla. No exageraba: tras la muerte de Lana Clarkson han aparecido testimonios de mujeres que pasaron horas de terror con un Spector que tras beber las amenazaba con armas de fuego. A finales de 2002 en una de sus raras entrevistas reconocía estar “relativamente loco” aunque aseguraba que intentaba ser “un hombre razonable”.

Es la historia de un hombre que acaba convirtiéndose en multimillonario, al que apodarán “el Van Gogh del pop”, “el Garbo del rock and roll”, el “Ciudadano Kane del soul” y término en la imagen que puede observar, un ejemplo más de vicios y excentricidades que llevan el talento al fondo del abismo.

IMG_0461.JPG