La Administración para el Control de Drogas (DEA) inició una investigación por supuestos usos de tranquilizantes ilegales de varios jugadores.

La DEA está inspeccionando los registros pertenecientes a los medicamentos que se entregaron a los jugadores de parte de los entrenadores y doctores, añadió la fuente. Los registros incluirán visitas documentadas y exámenes médicos, diagnósticos y prescripciones autorizadas por escrito a los jugadores. La investigación se encuentra en “sus primeras etapas”.

bottle-of-pills-spilling-out--medicine

La investigación responde a una demanda colectiva presentada en mayo de 2013 en una corte federal, por nueve exjugadores de la NFL incluyendo al exquaterback de los Osos de Chicago Jim McMahon que representan a otros 1,300, quienes aseguran que la NFL actúo irresponsablemente. Los jugadores demandan que entrenadores de la NFL entregaban pastillas sin importar las reacciones en los jugadores.

“La NFL intencionalmente, irresponsablemente y de manera negligente, creó y mantuvo una cultura de mal uso de medicamentos, prefiriendo el negocio y las ganancias antes que la salud de los jugadores”

Dependiendo de lo que encuentren las autoridades, el caso podría convertirse en civil o criminal, y los doctores involucrados podrían ir a prisión si son condenados por delitos relacionados con drogas.

la foto 1