Los tatuadores Randy Harris y Chris Escobedo han levantado la mano para poner en debate el reconocimiento de sus tatuajes como obras y así gozar todos los derechos de autor.

Harris ha tatuado a múltiples deportistas, incluyendo a jugadores de la NBA  como Monta Ellis de los Mavericks, John Wall delos Wizards y Kevin Durant del Thunder. Recientemente, Harris se ha mostrado preocupado sobre sus creaciones intelectuales, en especial la cuestión de quién es dueño de un tatuaje.

“Una vez que pagaron por los tatuajes, el hombre, que pagó por ella”

Otros tatuadores afirman que el tema no es tan claro, especialmente en el caso de los videojuegos deportivos, que digitalmente re-crean no sólo los cuerpos de los atletas, pero a menudo su arte en el cuerpo también. Por ejemplo, Chris Escobedo, en 2012 demandó al desarrollador de videojuegos, THQ Inc. por un juego de artes marciales mixtas en el que incluyó uno de sus tatuajes, un león con el ceño fruncido  en el costado derecho  de Carlos Condit.

ufc-undisputed-3-carlos-condit-mma-01

El año pasado se estableció la demanda por una suma no revelada, dijo.

“Lo están haciendo sin consultar a los artistas originales, y eso es lo que hace que sea ilegal… Soy el pequeño individuo en esta situación.”

Tales demandas han dejado una marca. Cuando gigantes del videojuego de EA Sports desarrolló su propio juego de lucha con el Sr. Condit, dejó fuera al león, causando gran molestia  a los jugadores.