No es el más rápido, tampoco el más habilidoso pero nos ha dado los primero tres puntos en Brasil 2014, Gracias Oribe.

En un partido duro con arbitraje de segunda y condiciones climatológicas adversas el equipo mexicano se levanto con la victoria frente a un Camerún rudo. Los mexicanos mostraron nerviosismo, poca efectividad, acompañado de profesionalismo, entrega, lucha y sobre todo, corazón.

Oribe Peralta el ahora jugador del América fue quién ejemplifico a los jóvenes seleccionados mexicanos lo que carece el equipo, efectividad. Un rebote causado por una falla de Dos Santos mano a mano con el portero, dieron la oportunidad a Oribe de “empujar” el balón y gritar frente al mundo GOL!

BqB0fmnCUAENBde.jpg:large

Cuando todos observaban la jugada principal entre Giovani y el portero camerunés, Oribe seguía su participación en la misma, intuyendo la siguiente jugada y así fue, la gratificación a seguir moviéndose mientras los demás observaban le significó el primer gol de muchos  en un mundial al más efectivo delantero mexicano actualmente.

Oribe Peralta, Gracias.

BqBu5-vCIAA_eVL