Una vez recorrido varios kilómetros, por fin llegamos a Brasil a cumplir el sueño del mundial y nos divertimos haciendo retos y dominando el balón en los estadios mundialistas, así como esto: