Por primera vez en la historia de los mundiales, se utilizará tecnología para determinar sí el balón atraviesa la línea divisoria entre la gloria y el fracaso.

La FIFA aprobó para éste Mundial Brasil 2014 utilizar la tecnología denominada Detector Automático de Goles (DAG), que librará a los árbitros de la responsabilidad sobre jugadas dudosas en la portería, ya que el DAG avisará al reloj de los jueces en el campo cuando el balón cruce la línea de gol.

“…opera mediante 14 cámaras en alta definición que monitorean desde diferentes ángulos cada portería. Cuando el balón se encuentra cerca de la línea de gol, su posición se registra de forma continua y automática en tres dimensiones (coordinadas X, Y y Z), de modo que si cruza totalmente la línea, la unidad central de control envía en menos de un segundo una señal codificada, visual y vibratoria, al reloj receptor del árbitro y todos sus asistentes en el campo de juego.”

El DAG prácticamente utiliza la tecnología que ya es vital en los juegos de Tenis: “Hawk-Eye (Ojo de halcón)” sistema informático que registra la trayectoria de la pelota y permite a los jueces determinar sí cayó dentro o fuera de la zona permitida, muy empleado para jugadas dudosas.

El DAG  fue estrenado en la Copa Confederaciones 2013 sin fallas, sin embargo en el Mundial de Clubes 2012 con la fuerte influencia japonesa el sistema logró convencer para ser aceptado en Brasil 2014.