Después de jugarse los primeros minutos de la ronda de semifinales, los locales se alzaron con la victoria.

En el torneo regular nadie volteo a ver a Pachuca, siempre irregulares pero manteniéndose dentro de la lucha, con un fútbol aburrido pero que le alcanzo para colarse, los tuzos se han convertido en el temido caballo negro de las liguillas, tras dejar fuera a Pumas, los hidalguenses siguen demostrando que no fue casualidad, y con ventaja de dos goles sobre Santos, se van a la laguna a concluir la obra y conseguir el boleto a la final.

Por su parte el león y como ya era sabido, después de su eliminación en la libertadores, el equipo tomo un revulsivo y volvieron a regalarnos juegos espectaculares, dejando a tras al súper líder Cruz Azul, en unos cuartos de final donde el León saco la garra literalmente y descarrilo a una maquina que venía pitando fuerte.
Encontrándose en la siguiente ronda con Toluca, los panzas verdes lograron hacerse del balón y  con ello de la victoria en casa por la mínima diferencia, que en estas instancias nada es mínimo ni máximo.

“Para el fútbol una pizarra no es el juez”

BnKyF-PCEAAJSbX