De un plano en AutoCad directo a tu cuerpo, y bien pues las impresoras en 3D han despegado.

Un grupo de estudiantes de la universidad de Connecticut(UEA), diseñaron un par de riñones utilizando el software AutoCad para después trasladarlo a una impresora 3D y así obtener el primer órgano humano directo de una maquina.

“El objetivo del proyecto de diseño era conseguir que estos estudiantes combinaran la última tecnología y sus conocimientos de ingeniería química aprendidos en sus cuatro años de universidad, para resolver un problema técnico que marcaría un antes y un después”

Afirma el profesor Anson Ma

Cabe señalar que el riñón no es funcional, ya que aun no es tan fina la impresión para crear ductos donde la sangre pueda fluir, pero sin duda alguna este es el primer paso de un futuro donde podamos imprimir cualquier parte del cuerpo que nos falle, la duda es;  El día que esto se realice nuestro tiempo de vida será mas largo, ¿alguien ha pensado en la sobre población mundial?, el humano y su juego por la inmortalidad.