Un libro que nos habla de la importancia de los tatuajes en la humanidad.

Han transcurrido 5,000 años desde que la humanidad está en la tierra. Durante este camino, las personas se han sometido a las agujas con las que marcan sus cuerpos de formas distintas con fines también distintos, por eso es que en la a 25 ª edición de aniversario de se explora la historia del arte en el cuerpo de todo el mundo, desde los grabados faciales  maoríes, como las marcas de los skinhead o bien las damas del en los circos que cometían errores garrafales tatuandose bajo los efectos del alcohol.

El libro fue editado por el historiador de arte Burkhard Riemschneider y el entintador de las estrellas Henk Schiffmacher, quien también es jefe del Tattoo Museum Amsterdam, el libro ofrece 1,000 imágenes distintas de personas que han alterado permanentemente sus cuerpos con tinta en formas impactantes, como un trasero que se convirtió en un rostro gigante o cosas de ese tipo.

En el transcurrir del tiempo, los tatuajes se han usado para diversos fines como lo es el camuflaje de los cazadores, en memoria de los muertos, o tal vez para narrar la vida de la persona que lo porta, aunque la sociedad no está lista para estar en contacto con ellos, ya que sigue siendo un asunto de intolerancia en contra de quienes los ponen en su piel.

“El tatuaje es una forma de comunicación no verbal”, escribe Schiffmacher, este hombre ha tatuado a estrellas como Kurt Cobain y Anthony Kiedis. “Esto es tan cierto para las llamadas culturas primitivas como lo es para el mundo supuestamente civilizado.”

Hasta ahora la técnica con la que se siguen realizando los tatuajes, no ha cambiado mucho, el mayor cambio se realizó cuando la máquina de tatuaje eléctrica fue patentada por primera vez en 1891 y hasta ahora la tecnología se ha mantenido prácticamente estancada desde entonces y solo se le han hecho algunos ajustes ya que los rediseños han venido de los presos ad hoc, en el que desde una grabadora de casete, una máquina de afeitar o un cepillo de dientes eléctrico, con los que se fabricaban máquinas improvisadas para tatuar, dieron nuevas ideas.

Te dejo con una selección de imágenes que van desde lo convencional hasta lo más burdo en el mundo del tatuaje.

Síganme en twitter @azenetfolch