Un misterioso proyecto que te va a encantar, se trata de un robot que crea obras de arte.

No se tiene datos de la persona que realiza el proyecto, solo se sabe que ha pedido que se le llame “Dr. Woohoo”, ya que desea permanecer en el anonimato.

El proyecto intenta correlacionar a la artista, el arte en sí mismo y el robot, todo en uno, Dr. Woohoo dice, “intento la comunicación relacionada con el arte que exploran la relación entre el artista, a mí mismo en este caso, y un robot”,

El proyecto que estás a punto de ver, está hecho en colores rojo y azul. El software decide qué color se debe utilizar, cómo y cuándo. Eso se hace con lo que se llama el ruido Perlin: es un efecto por el que el creador Ken Perlin en realidad, quien ganó un Oscar, ya que se ha utilizado en muchas películas desde muchos años atrás,  que simula la aleatoriedad. Su uso original era hacer ruidos como para el agua o el humo que se ven menos uniforme, y por lo tanto más natural, pero Woohoo lo usó para decirle al robot de qué color pintar.

Las figuras se hacen de manera automática, comenzando con un hexágono y luego utilizó el software para repetirlas esto provoca que se formen una y otra vez para cubrir un lienzo.

El robot que la artista Woohoo utiliza es un universal, se trata de un Robot UR10, equipado con una pinza de dos dedos Robotiq. Pero este robot básicamente pinta en dos dimensiones aunque Woohoo ambiciona un proyecto de seis grados de libertad que es sumamente difícil para el robot y sobre todo para programar, pero Woohoo no se rinde y dice que lo intentará en su próximo proyecto.

Puedes conocer más de sus obras en su sitio.

Síganme en twitter @azenetfolch

Turbulence: Watercolor + Magic from Dr. Woohoo! on Vimeo.