Según el artista, lo único que mantiene a las rocas pegadas una a la otra, es la gravedad.

Michael Grab, es un artista de Gravity Glue, quien posee una habilidad increíble. Él coloca piedra sobre piedra sin la necesidad de sostenerlas con nada más que lograr equilibrio entre ellas. Las composiciones son fascinantes el resultado del proceso de las obras de Grab, ha nacido de la curiosidad del artista, quien describe sus composiciones como un ritual terapéutico.

La experiencia terapéutica por la que atraviesa Grab, se desprende de una paciencia en extremo gigantesca, ya que se requiere de una mano sumamente firme y tener la mente completamente en calma para trabajar cuidadosamente en las composiciones que requieren de la máxima tranquilidad y serenidad, para encontrar así pequeñas hendiduras y grietas que sirvan como conexiones para que las piedras queden posicionadas de una manera firme, Grab dice al respecto, “Algunos trozos pueden aplicar una gran presión en tu mente y tu paciencia. El reto es superar cualquier duda que pueda surgir.”

Grab es un artista que trabaja en armonía con la naturaleza, ya que todo lo que ocupa para realizar sus piezas es recolectado por él, así mismo, toma como escenario el medio que lo rodea para plasmar sus obras, hacer fotos y seguir su camino. “El proceso se asemeja a una danza íntima con los elementos”, explica, “La adaptación a los momentos, abrazando la intuición creativa. Respiración enfocada .. silencio … explorar y redefinir lo posible.”

Las piezas de Grab son maravillosas, amo las formas y los colores que cuidadosamente elige para hacer posible su increíble trabajo. Te dejo con algunas imágenes, disfrútalas.

Síganme en twitter @azenetfolch