60 cabezas que exploran aspectos de la mortalidad a través de formas anatómicas en escultura, pintura y otros medios.

La escultura Línea de horizonte del artista Javier Pérez, denota una línea de cabezas, 60 en total que están hechas una a una con un detalle impresionante. Todas son distintas y el artista a menudo explora aspectos de la mortalidad a través de formas anatómicas en escultura, pintura y otros medios, ya que él es multidisciplinario en cuanto a su trabajo se refiere. Pérez tiene en puerta exhibiciones próximas en solitario, en el Mario Mauroner Contemporary Art en Austria y en el Centre d’Arts des Pénitents Noirs en Francia a finales de este año. Así que si te gusta su trabajo y tienes una vuelta por ahí o bien, vives allá, puedes mirarlo de cerca. Te dejo imágenes de la instalación. Síganme en twitter @azenetfolch