La tradición dice que beber una cerveza durante o luego de hacer deporte, regresa la vitalidad perdida, pero esto no es verdad.

Linda Poon de NPR explica:

“Estar llenos de carbohidratos, sodio y todo tipo de nutrientes para mantener nuestro cuerpo hidratado y con energía durante y después del ejercicio es vital. Y la cerveza puede ser capaz de hacer eso, también si se formula de la manera correcta”, dice Ben Desbrow, nutricionista deportiva de la Universidad de Griffith en Australia.

“La cerveza en sí contiene una pequeña cantidad de hidratos de carbono y electrolitos”, dice. “Pero no hace a su cuerpo ningún bien después del ejercicio, pero los investigadores como Desbrow han estado experimentando con maneras de reformular la cerveza por lo que tendrá las propiedades de una bebida deportiva sin los efectos deshidratantes de alcohol.”

Entonces Desbrow y sus colegas han encontrado luego de los experimentos que al reducir el contenido de alcohol de la cerveza hasta el 2,3% y la adición de sal,  fueron capaces de convertirla en una bebida deportiva efectiva, con un gran sabor.

Estos desarrollos científicos alentaron al Vampt Beverage Corporation para desarrollar Lean Machine, una bebida que logra vigorizar a los atletas. La compañía lo llama un “recovery ale.” Tiene 77 calorías y 0,5% de alcohol. Nada mal para los que desea un buen sabor con toda la vitalidad que necesitan para continuar.

Síganme en twitter @azenetfolch