Una muestra de valentía y apoyo entre los hombres.

Una de las más bellas e inspiradoras tradiciones de Cataluña, en España, son la construcción de castillos, los cuales se realizan con torres humanas que llega a requerir hasta de un máximo de 500 personas, de los cuales destacan 10 hombres altos. La tradición tiene ya mucho tiempo vigente y se remonta al siglo XVIII; esta se lleva a cabo durante ciertos festivales, en todo el transcurso del año en Cataluña, así como las Islas Baleares.

A pesar de que la construcción de castillos es de suma importancia durante todo el año, hay dos ocasiones especiales, que pertenecen al prestigioso Concurs de Castells, que se trata de una competición bianual que tiene lugar en la ciudad de Tarragona , donde los castell equipos compiten para producir la torre humana más alta y la más difícil cada vez. Esta tradición constituye una parte muy importante de la cultura catalana, donde se muestra una maravillosa unión entre las personas que se reúnen para hacer de su esfuerzo un triunfo.

La celebración del Concurs de Castells, es tan importante que se ha añadido a la lista de la UNESCO como Obras Maestras del patrimonio oral e inmaterial de la Humanidad en 2010.

David Oliete Casanova, es un fotógrafo catalán que es un amante viajero y cineasta; en la actualidad reside en Tarragona y ha logrado capturar con su lente, las emociones desbordadas y la concentración de las personas que se congregan para el evento pero sobre todo, la unión que representa el ser parte de la 24a Concurs de Castells, la cual se celebró en octubre de 2012.

Una de las fotografías que más ha sido reconocida es aquella que representa la formación de la pinya, que es la base de la torre, donde un gran número del grupo de los participantes entre sí para formar un círculo denso, esto con el fin de sostener no sólo el peso de la torre, sino también para actuar como una “red de seguridad” anti caídas accidentales.

Es bien sabido que en las formaciones de Pinya, se suman miembros de los equipos rivales, esto con el fin de ayudar a garantizar la seguridad de los escaladores que van en pos de subir cada vez más alto para llevarse el honorable premio a casa.

Oliete, ha llevado a cabo una ardua labor con la que creó un video corto del 24 Concurs de Castells, en el que muestra el espíritu incansable de lucha, amistad y cooperación entre los contrincantes a ganar el premio de la mejor torre humana.

Te dejo con las maravillosas imágenes y el video de Oliete.

Síganme en twitter @azenetfolch

Concurs de Castells de Tarragona 2012 – L’espectacle casteller més gran del món from David Oliete on Vimeo.