Un experimento que se torna maravilloso.

Es bien sabido que las ciudades son increíblemente  hermosas de noche cuando las miran desde arriba, en el cielo, los astronautas que circundan la tierra y las fotos tomadas desde el espacio son impactantes.

Marc Khachfe es un hombre que se ha dedicado a crear obras fotográficas en homenaje a las maravillas o bien (destrozos) creados por el humano que muchos, no somos tan afortunados o (desafortunados) de ver de primera mano.

“Me quedé asombrado por las imágenes tomadas por los astronautas y quería imprimir un mapa de Londres en la noche para mi pared, pero me pareció que las imágenes eran muy borrosas y demasiado pequeñas para imprimir”, dice Khachfe. “Así que en línea, encontré los datos de Open Street Map, y jugué un rato hasta que me dieron el resultado que quería.”

Khachfe ha añadido capas de luz digital a las foto originales que tomó como referencia y no es un trabajo fácil, ya que un solo mapa puede tardar hasta tres noches de trabajo. Khachfe hace sus mapas luego de regresar de su trabajo por las noches.

“Algunas ciudades me siguen desafiando”, dice. “He hecho la ciudad de Nueva York cerca de siete veces y no estoy contento con el resultado, así que estoy tratando de nuevo.”

Los planes de Khachfe para lanzar sus nuevas impresiones próximamente son, Nueva York, Los Ángeles, Beijing y Moscú. “Tengo la intención de hacer todo de las grandes ciudades, y todos los países enteros”, él dice. “Es una locura, lo sé.”

Las fotografías originales fueron una innovación en sí mismas durante muchos años, aunque desgraciadamente las tomas fueron borrosas siempre, ya que no existía registro de algún disparo claro en el pasado, ¿la razón?. El planeta se está moviendo más rápido de 4,4 kilómetros por segundo, así que es muy difícil tomar fotos que no se tornen temblorosas, ya que esto sucede hasta en el transcurso del día. Pero una vez sucedió que mientras vivía en la Estación Espacial el astronauta Daniel Pettit, logró hackear un sistema de rastreo orbital de piezas de repuesto, así que las fotos nítidas fueron finalmente posibles.

Pettit comparte el asombro de la vista con Khachfe y él mismo escribe en el sitio web de la NASA:

“Después de vivir en el espacio por un tiempo, uno puede decir rápidamente lo que parte del mundo se ha terminado simplemente gracias a los patrones de luces de la ciudad. Aunque se considera una forma de contaminación lumínica y una pantalla que puede y debe ser minimizada, su apariencia orbital es espectacular. Ciudades por la noche puede muy bien ser una de las más hermosas consecuencias no intencionales de la civilización.

Si te gusta el maravilloso trabajo de Khachfe, está disponible en Etsy, para que conozcas más de él.

Síganme en twitter @azenetfolch