Un viaje que tardó tres años en concluir para mostrar a todo el mundo los juguetes más preciados que los niños poseen.

El fotógrafo Gabriele Galimberti ha viajado a todo el mundo durante tres largos años para hacer un acervo fotográfico que nos muestra lo que los pequeños infantes atesoran, como lo son sus juguetes. 

Decenas de países han sido retratados por la lente de Galimberti, quien recopiló fotografías para hacer un libro titulado Toy Stories, el cual el día de hoy 25 de marzo es su lanzamiento.

El libro cuenta con 54 fascinantes retratos de historias distintas que te harán reflexionar sobre tu propia infancia y lo afortunados o desafortunados que fuimos, en cuanto a nuestras propias pertenencias que posiblemente aún puedes poseer.

El articulista de The Times de Londres Ben Machell, ha escrito la introducción del libro que dice así, “Con estos juguetes, Galimberti comenzó a darse cuenta, qué tanto tiene que ver con las madres y los padres, y lo que hacen sobre los propios niños”.

Gabriele Galimberti dice, “Aprendí más acerca de ser un padre, que acerca de ser un niño de todo este proceso. Esperanzas y ambiciones se transmiten a través de los juguetes que los padres aportan a sus hijos. Los niños de familias dotadas de músicos invariablemente reciben instrumentos de juguete … “

Y continúa: “Sin embargo, esta dinámica se aplica sólo a los países donde los padres podían elegir qué juguetes quieren que sus hijos tuvieran. En las zonas de pobreza, la diferencia fue sorprendente.Terminé en un pequeño pueblo en el norte de Zambia, donde había “nada”. No hay electricidad, ni agua, y, por supuesto, no hay tiendas de juguetes. Pero los niños habían encontrado una caja de gafas de sol; creo que se cayó de un camión y las gafas se convirtieron en sus juguetes favoritos. En realidad, sus únicos juguetes. Ellos jugaban al ‘mercado’, a la compra y venta de las gafas el uno al otro, compartiendo todo entre ellos.”

Creo que de antemano el libro nos hará reflexionar, sí, pero también me dejó sumergida en el pensamiento de cuánto podemos mal o bien influenciar a nuestros hijos con un mal manejo a la hora de obsequiar un juguete o dar un sí, cuando piden uno, pienso que este libro es un ensayo y una llamada de atención (hablo de especialistas y gente común), que aún cree que los juguetes, no tienen nada que ver con el comportamiento y que no influencían de ninguna forma a los pequeños, de verdad, yo lo pensaría, ¿y tú?.

Te dejo el link donde puedes comprar este encantador y muy interesante libro, Abrams .

Síganme en twitter @azenetfolch