Porque la mejor manera de describir ser niño, es con imágenes, tienes que mirar las tomas de Jake Olson.

Jake Olson, es un fotógrafo que vive en Nebaska Blair y es dueño de su propio negocio fotográfico al cual llamó Jake Olson Studios. Él hace un trabajo estupendo con los pequeños. Es evidente que Olson tiene una gran cantidad de clientes pero también es claro que existe una conexión muy especial con los niños y lo demuestra en sus cálidas tomas.

Olson aprovecha al máximo la luz natural del día y el exterior para realizar sus tomas. La belleza de los paisajes emotivos que captura son de inmejorable belleza.

Las escenas que Olson prefiere, son los caminos interminables de tierra al fondo y como principales protagonistas a los pequeños que juegan en el medio de la toma, con una ternura encantadora. Olson refleja en sus tomas la más sincera felicidad que un niño le puede tener a su mascota o bien las incansables horas juguetonas que nos hace recordar aquellos tiempos en los que nada importaba más que una buena tarde de juegos.

Olson  es un gran fotógrafo autodidacta que lleva el talento en la venas, ya que la primera vez que él tomó una cámara fue en el pasado 2011 a la edad de 38 años. Al pasar el tiempo, comenzó a publicar sus fotos en Facebook y esto lo lanzó a la fama, ya que las personas le hacían peticiones especiales, lo que lo impulsó a crear su negocio que en la actualidad es sumamente próspero.

Según las palabras de Olson, su “convicción de que todo en el mundo es hermoso todo el tiempo, para quien se toma el tiempo como él, para así mirar lo que le permite tomar sujetos normales, cotidianos y transformarlos en imágenes encantadoras centradas en la luz y con impresionante color.”

Es un hecho que es un artista de la fotografía  innato y que lo que se ha propuesto lo ha logrado a base de talento y esfuerzo, así que es un merecedor de toda mi admiración… Me encanta tu trabajo autodidacta Jake Olson

Síganme en twitter @azenetfolch