La FIFA ha  prohibido que los jugadores exhiban mensaje de cualquier tipo en la copa del mundo Brasil 2014.


 Lo que para algunos resulta justo, en ojos de otro parece esclavizante. La FIFA ha prohibido que los jugadores exhiban   mensajes políticos, religiosos  o  cualquier  tipo de mensaje para evitar el llamado “Ambush Marketing” , caracterizado por emplear estrategias de mercadotecnia aprovechando un evento para anunciarse casi a escondidas.

Como ejemplo claro del ambush marketing, cuando el danés Niclas Bedner celebró su gol levantádose la playera y mostrando un mensaje en sus boxers: “Pady Power” el nombre una casa de apuestas.



En ocasiones el jugador quiere expresar algo más que anuncios comerciales, asuntos personales que despiertan el deseo de gritar ante todo el mundo la alegría o tristeza que vive. El esfuerzo del futbolista lo ha llevado a estar en los juegos de fútbol más importantes del mundo y por lo tanto, debería gozar el derecho a expresar lo que guste, sin importar las pretensiones de los organizadores, ya se llevan mucha plata como para no dejar escapar ésta posible entrada a la mercadotecnia, donde la estrella del fútbol podría escoger que mostrar en su playera y recibir todos los dividendos sin necesidad de intermediarios.
Para el mundial, la sanción a jugadores consistirá en amonestación  aunque el arbitro no le muestre la tarjeta amarilla. Es posible que el futbolista que muestre mensajes sea  castigado con partidos sin jugar, también se considera una  multa monetaria.


Aquí unas imagenes de futbolistas de primer nivel que se divierten compartiendo mensajes en sus celebraciones: