Un estilo atrevido salpicado de colores brillantes que pretende transmitir energía pura a través de sus pinceladas.

El artista californiana Oona Ratcliffe, está exhibiendo su obra en gallery nine5 en el barrio de Soho de la ciudad de Nueva York. Su técnica es en acrílico. La artista utiliza colores fuertes, en su mayoría dominantes para realizar sus obras, en las que lo abstracto predomina y las salpicaduras de color son interrumpidas y cortadas abruptamente. La pintura comienza con un dibujo a lápiz que se llena luego de colores audaces que hacen soñar al espectador, “saturado con áreas de color, organizados en estructuras energéticas dispares.” Es lo como Ratcliffe define su obra.

Te dejo con algo del trabajo de Ratcliffe, que lo disfrutes.

Síganme en twitter @azenetfolch